4 Entrega tu ayuda en privado, y tu Padre, quien todo lo ve, te recompensará.