5 Entonces el Señor
descendió en la columna de nube y se detuvo en la entrada del tabernáculo.
«¡Aarón y Miriam!», llamó él. Ellos dieron un paso al frente