21 En todas las generaciones venideras, cada año, presentarán una ofrenda sagrada al Señor
de la primera harina molida.