6 Así que ahora, vuélvete a tu Dios.
Actúa con amor y justicia,
y confía siempre en él.