18 Los malvados se enriquecen temporalmente,
pero la recompensa de los justos permanecerá.