26 Los que temen al Señor
están seguros;
él será un refugio para sus hijos.