12 Hay más esperanza para los necios
que para los que se creen sabios.