11 Nadie es realmente sabio,
nadie busca a Dios.