5 pero la gente no es considerada justa por sus acciones sino por su fe en Dios, quien perdona a los pecadores.