8 siempre son verdaderos,
para ser obedecidos fielmente y con integridad.