3 Él no permitirá que tropieces;
el que te cuida no se dormirá.