1 Salmo 125
Cántico para los peregrinos que suben a Jerusalén.
Los que confían en el Señor
están seguros como el monte Sión;
no serán vencidos, sino que permanecerán para siempre.