4 Esa es la bendición del Señor
para los que le temen.