13 Pues el Señor
ha escogido a Jerusalén;
ha querido que sea su hogar.