9 Que mis enemigos sean destruidos
por el mismo mal que han planeado contra mí.