8 El Señor
dice: «Te guiaré por el mejor sendero para tu vida;
te aconsejaré y velaré por ti.