5 Tú me satisfaces más que un suculento banquete;
te alabaré con cánticos de alegría.