12 Las praderas del desierto se convierten en buenos pastizales,
y las laderas de las colinas florecen de alegría.