18 Ven y rescátame,
líbrame de mis enemigos.