25 ¿A quién tengo en el cielo sino a ti?
Te deseo más que cualquier cosa en la tierra.