11 ¿Quién puede comprender el poder de tu enojo?
Tu ira es tan imponente como el temor que mereces.