22 Muchos pueblos y naciones poderosas irán a Jerusalén a buscar al Señor
de los Ejércitos Celestiales y a pedir su bendición.