29 a fin de que en su presencia nadie pueda jactarse.