28 También escogió Dios lo más bajo y despreciado, y lo que no es nada, para anular lo que es,