4 No les hablé ni les prediqué con palabras sabias y elocuentes sino con demostración del poder del Espíritu,