36 ¡Bendito sea el SEÑOR, Dios de Israel,desde siempre y para siempre!»Y todo el pueblo respondió: «Amén», y alabó al SEÑOR.