19 sino con la preciosa sangre de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin defecto.