49 Al oír eso, todos los invitados de Adonías se levantaron llenos de miedo y se dispersaron.