8 —Sí, soy yo —le respondió—. Ve a decirle a tu amo que aquí estoy.