47 Eran tantos los utensilios que Salomón ni los pesó, así que no fue posible determinar el peso del bronce.