26 Dios de Israel, ¡confirma ahora la promesa que le hiciste a mi padre David, tu siervo!