24 No, hijos míos; no es nada bueno lo que se comenta en el pueblo del SEÑOR.