20 Cuando Su Majestad tenga a bien venir, entregaremos a David en sus manos.