21 Al verlo tan asustado, la mujer se le acercó y le dijo:—Yo, su servidora, le hice caso a usted y, por obedecer sus órdenes, me jugué la vida.