1 Timoteo 3:5

5 porque el que no sabe gobernar su propia familia, ¿cómo podrá cuidar de la iglesia de Dios?