5 De tal hombre podría hacer alarde, pero de mí no haré alarde sino de mis debilidades.