10 Esto les espera sobre todo a los que siguen los corrompidos deseos de la naturaleza humana y desprecian la autoridad del Señor.¡Atrevidos y arrogantes que son! No tienen reparo en insultar a los seres celestiales,