22 En su caso ha sucedido lo que acertadamente afirman estos proverbios: «El perro vuelve a su vómito»,a y «la puerca lavada, a revolcarse en el lodo».