30 Al rey de los amonitasa le quitó la corona de oro que tenía puesta, la cual pesaba más de treinta kilosb y estaba adornada con piedras preciosas. Luego se la pusieron a David. Además, David saqueó la ciudad y se llevó un botín inmenso.