23 No tengas nada que ver con discusiones necias y sin sentido, pues ya sabes que terminan en pleitos.