10 »Les mandé plagascomo las de Egipto.Pasé por la espada a sus mejores jóvenes,junto con los caballos capturados.Hice que llegara hasta sus propias naricesel hedor de los cadáveres.Con todo, ustedes no se volvieron a mí—afirma el SEÑOR—.