40 Y ahora, ¡regresen al desierto! Sigan la ruta del Mar Rojo”.