8 La tercera generación de sus descendientes sí podrá estar en la asamblea del SEÑOR.