18 Y ese día yo ocultaré aún más mi rostro, por haber cometido la maldad de irse tras otros dioses.