21 No prestes atención a todo lo que se dice, y así no oirás cuando tu siervo hable mal de ti,