9 No te dejes llevar por el enojoque solo abriga el corazón del necio.