24 Entonces el faraón mandó llamar a Moisés y le dijo:—Vayan y rindan culto al SEÑOR. Llévense también a sus hijos, pero dejen atrás sus rebaños y sus ganados.