14 Entonces el SEÑOR ardió en ira contra Moisés y le dijo:—¿Y qué hay de tu hermano Aarón, el levita? Yo sé que él es muy elocuente. Además, ya ha salido a tu encuentro, y cuando te vea se le alegrará el corazón.