38 Además, me han ofendido contaminando mi santuario y, a la vez, profanando mis sábados.