3 Y dijo Dios: «¡Que exista la luz!»Y la luz llegó a existir.